Como todos ustedes saben este año nos sometemos a un nuevo proceso de reacreditación institucional. Es por esto que quisimos incluir a en esta edición al Sr. Jose Miguel Huerta, Director de Calidad del Instituto de Ciencias Tecnológicas CIISA, quien en unas simple entrevista nos explica lo que todos debemos saber respecto a este importante proceso:

Preguntas:

¿Qué es la acreditación institucional?

JMH: La acreditación institucional es una certificación de la calidad del proyecto educativo del instituto en lo referente a su gobierno institucional, recursos para la enseñanza, la pertinencia de sus carreras y calificación de sus docentes y especialmente sus indicadores de éxito en efectividad del aprendizaje, titulación oportuna y empleabilidad e inserción laboral de los titulados. Esta certificación la otorga un organismo del Estado, denominado Comisión Nacional de Acreditación (CNA)

A partir de la publicación de la ley de Educación Superior (29 de mayo 2018) la acreditación institucional es obligatoria para todas las instituciones de educación superior (universidades, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica).

¿Cuáles son los beneficios de estar acreditado?

JMH: En primer lugar, para los estudiantes y postulantes la certeza que la institución ha sido evaluada exitosamente en todos los aspectos de su oferta académica y de sustentabilidad, lo que constituye una garantía y seguridad en su futuro en la institución. En segundo lugar, permite el acceso a los beneficios que el estado otorga a los distintos grupos socioeconómicos, a través de becas (de arancel, alimenticia y otras) y créditos estudiantiles.

¿Cuál es la importancia de la Acreditación Institucional?

JMH: La acreditación institucional a partir la nueva ley es condición de existencia; así mismo permite a estudiantes, postulantes y empleadores verificar que la institución cumple todas las normas de calidad y buenas prácticas exigibles a una institución de educación superior, lo que está certificado y garantizado por el Estado a través de la CNA. Obliga a la institución a mantener un estado permanente de autoevaluación crítica conducente a la mejora continua de sus procesos, objetivos estratégicos y buenas prácticas y a rendir cuenta de sus resultados.

¿A qué se somete la institución durante el proceso?

JMH: La institución se somete primero a una auto revisión de todos sus procesos y promesas fundacionales, a través de una autoevaluación en la que participa toda la comunidad (Directivos, docentes, administrativos, estudiantes, titulados y empleadores) como Informantes clave en una revisión autocrítica. Este proceso concluye con un informe que identifica las fortalezas que deben ser mantenidas y mejoradas y las debilidades que deben ser superadas además de las oportunidades y amenazas del entorno.

Posteriormente este informe es entregado a la Comisión Nacional de Acreditación quien selecciona un conjunto de pares evaluadores que verifican en terreno las conclusiones del Informe de Autoevaluación, como los avances y logros de la institución en relación a sus planes de desarrollo e indicadores de gestión.

Para este efecto la Comisión de pares realiza una ronda de entrevistas con los estudiantes, con los titulados, con los docentes, con los directivos y con los empleadores, además de verificar el estado de las instalaciones y equipamiento para la enseñanza.  La visita de pares concluye con un informe, que es analizado por la mesa de comisionados de la CNA hasta llegar al juicio evaluativo de acreditación o no acreditación.